El 21 de febrero se celebra el Día Internacional de la Lengua Materna desde el año 1999, con el objetivo de preservar y proteger todos los idiomas.

Las diferentes lenguas son una fuente de riqueza cultural y esto se puede ver claramente en la realidad de las familias de nuestra escuela también, como podéis ver a continuación.

El euskara es con diferencia la lengua más hablada en sus hogares. La segunda lengua más hablada es el castellano, pero en varias de estas casas también se habla una tercera lengua o más.

Al castellano, le siguen el inglés, el rumano y el árabe como las siguientes lenguas más habladas en casa. Además, algunas familias hablan otras lenguas maternas: wolof, francés, georgiano, olof, catalán, macedonio, fe’fe’ y fuul.

Las familias de la escuela hablan trece lenguas, pero el número de lenguas que conocen asciende a veinte. Por tanto, el contexto lingüístico de las familias de nuestro centro escolar es muy variado.